Sustracción de Órganos

Abundante evidencia revela un cuento terrible de asesinatos y mutilación en China. Testigos y cirujanos chinos revelaron que miles de personas de Falun Gong son asesinados por sus órganos, los cuales son vendidos y trasplantados por enormes cantidades de dinero.

Los riñones, hígados, y corazones a menudo son vendidos a demanda a pacientes extranjeros, quienes pueden pagar por ellos. Lo que quiere decir, prisioneros de consciencia son seleccionados por su compatibilidad con el paciente y luego asesinados una vez que el receptor está listo para el trasplante.

Los perpetradores son oficiales del partido comunista chino (PCCh), quienes tienen arreglos con cirujanos, autoridades de las prisiones y con los militares.

Las víctimas son retenidas en campos de concentración antes de la disección, después de lo cual los restos del cuerpo son inmediatamente cremados.

La historia, demasiado aterradora para creer, fue revelada por primera vez en marzo del 2006, cuando una mujer dijo que tanto como 4 mil practicantes de Falun Gong habían sido asesinados por sus órganos en el hospital donde una vez trabajó. También dijo que su marido, cirujano del mismo hospital en las afueras de la ciudad de Shenyang, confesó que había extraído córneas de 2 mil practicantes de Falun Gong vivos. (article, video). 

Una semana después, un medico militar chino no solo corroboró la historia de la mujer sino que también agregó que esto estaba sucediendo en 36 campos de concentración diferentes en todo el país. Dijo que el más grande podía contener a 120 mil personas. También contó que fue testigo de cómo transportaban a practicantes de Falun Gong en trenes de carga por el país, encubiertos y bajo estricta seguridad. (articulo).

Simpatizantes de Falun Gong y activistas de derechos humanos en el extranjero inmediatamente comenzaron a investigar los alegatos. Realizaron llamadas a hospitales chinos pretendiendo ser compradores de riñones o hígados. Para su horror, un médico tras otro confirmaron: Tenemos Falun Gong en stock; simplemente vengan, podemos conseguirle un órgano en una semana.

Estremecidos por estos informes, dos prominentes abogados canadienses comenzaron sus propias investigaciones. Luego para julio de 2006, el ex secretario de estado para Asia Pacífico de Canadá, Dr. David Kilgour, y el cazador de nazis Dr. David Matas, publicaron su propio informe de 140 páginas, el cual concluía con que los alegatos eran verdaderos. (artículo).

Se supo que los oficiales del PCCh apresuradamente comenzaron a destruir toda la evidencia. Concedieron visitas guiadas y vigiladas y removieron los sitios web para la venta de órganos (aunque no tan rápidamente porque los investigadores lograron copiar algunas imágenes). Un sitio web chino alardeaba que podía proveer un órgano compatible de 1 a 4 semanas, con expertos médicos confirmando que esto es imposible a menos que los hospitales chinos tengan acceso a un gran banco de órganos vivos como “donantes.”

Poco después que estos informes de la sustracción de órganos se publicaran, los líderes del partido anunciaron una nueva legislación para prohibir el uso de órganos sin consentimiento. Más de un año después, esta ley no parece haberse implementado en absoluto, confirmando lo que algunos dijeron que esta legislación no era más que una escena armada para la comunidad internacional.

En los 90’, organizaciones de derechos humanos y los medios internacionales revelaron sobre el amplio uso de los órganos de los prisioneros ejecutados para trasplantes en China. En el 2001, un médico chino testificó ante el Congreso de Estados Unidos, revelando que él mismo había sustraído córneas y piel de más de 100 prisioneros ejecutados, incluyendo algunos que todavía estaban vivos al momento de la operación. Ver “The preparation for Sujiatun”: http://en.epochtimes.com/news/6-3-30/39868.html  article. El partido comunista chino ahora comenzó a usar “camionetas de ejecución” lo cual le permite ejecuciones discretas en el camino y entrega de órganos frescos a los hospitales.

Junto con Kilgour y Matas, la Coalición para Investigar la Persecución a Falun Gong (CIPFG) han logrado develar y exponer las atrocidades de la sustracción de órganos. La CIPFG y personalidades prominentes, tales como líderes judíos y ex olímpicos realizaron el Relevo de la Antorcha de los DD.HH. Su mensaje fue: “Los crímenes contra la humanidad y las Olimpíadas no pueden co-existir en China.”

Share article:   Digg   Facebook   Delicious   Stumbleupon