Suscríbase a nuestro boletín para recibir un resúmen de las noticias en su casilla de correo electrónico.

XIII. Informes de Persecución Fuera de China

Informe Ejecutivo Anual 2008

Los esfuerzos del gobierno chino por reprimir a Falun Gong fuera de China, y particularmente en los Estados Unidos, incrementaron en el 2008. Patotas pro comunistas atacaron a practicantes en Flushing, Nueva York, aparentemente bajo la incitación del cónsul general chino de la ciudad. En septiembre, un brazo de la asociación anti-sectas china del continente se estableció en la ciudad de Nueva York.

En los diez años pasados, se registraron varios asaltos físicos, ataques verbales y amenazas de muerte en contra de los practicantes de Falun Gong por parte de individuos enlazados con el gobierno chino, en Estados Unidos, Europa, Latinoamérica, África y demás. Según el testimonio dado en el Congreso de los Estados Unidos en julio de 2005 por el ex primer secretario y cónsul de asunto políticos del consulado general chino en Sydney, Chen Yonglin, tales ataques son parte de una campaña de gran extensión del gobierno chino para difamar y reprimir a Falun Gong en cada país donde el gobierno chino tenga presencia diplomática, con una énfasis particular en los países democráticos donde los activistas de derechos humanos regularmente exponen los crímenes del gobierno chino contra Falun Gong.

Igual que el patrón de abuso dentro de China, los intentos del gobierno chino de reprimir a Falun Gong dentro de los Estados Unidos también incrementó en el 2008. Comenzando el 17 de mayo, una patota pro-comunista de más de 100 personas se reunieron en la calle Main Street de Flushing, Nueva York, para atacar a los practicantes. Varios practicantes de Falun Gong, incluyendo americanos, fueron golpeados por las multitudes pro-comunistas, algunos recibieron amenazas de muerte. A varios practicantes les arrojaron botellas, huevos, y piedras, además de ser escupidos por estas masas. Las patotas siguieron reuniéndose por varios días, instigados por los informes de los medios del régimen chino de que los practicantes de Falun Gong estaban interfiriendo con la colecta de caridad para las víctimas del terremoto de Sichuan. Más de una docena de matones fueron arrestados por la policía. En las semanas siguientes, se creó un atmósfera donde cualquiera que se identificara como practicante de Falun Gong corría peligro de ser rodeado, bloqueado y a veces amenazado con violencia por patotas chinas.

Judy Chen, practicante de Falun Gong fue atacada físicamente y amenazada el 17 de mayo de 2008. Chen denunció que la patota la maldijo, llamándola traidora y que debía morir. Cuando intentó sacar fotos del incidente, una mujer agarró la cámara y la golpeó, dejando moretones en su cara y manos. “[La mujer] se fue diciendo ‘mejor anda con cuidado sino, te voy a matar’. Quiero ver tu cara claramente. Quiero matarte,” denunció Chen.

 Ver también: http://www.nydailynews.com/ny_local/queens/2008/05/30/2008-05-30_falun_gong_supporters_in_flushing_say_th.html

Wang Weixing, una artista de 57 años de edad de Queens y practicante de Falun Gong, estuvo en Flushing el 28 de mayo de 2008 observando los eventos. Cuando recogió un periódico chino cuya portada ilustraba la conexión entre las patotas de Flushing y el consulado chino en Nueva York, en solo segundos, Wang se encontraba rodeada de matones. Un testigo dijo que vio como uno de ellos pellizcaba el pecho de Wang, donde luego sufrió dolor intenso.

Ver: http://www.faluninfo.net/article/576/

Pronto surgió evidencia de que las patotas no eran reacciones espontáneas en contra de Falun Gong por parte de los residentes locales, sino más bien parte de los sofisticados medios del partido comunista para reprimir al grupo, y particularmente las actividades que este lleva a cabo para despertar la consciencia del público más allá de los límites de China.

Peng Keyu

El 22 de mayo, el CIFD obtuvo una grabación telefónica con el cónsul general chino de la ciudad de Nueva York, Peng Keyu, en la cual confirma su rol de incitar a las patotas de chinos inmigrantes a que ataquen a los practicantes de Falun Gong. “Ellos [los organizadores de las patotas] vinieron después de haber luchado contra Falun Gong y yo les estreché la mano uno por uno agradeciéndoles,” dijo Peng durante la conversación telefónica.

Para la transcripción completa ver: http://english.ntdtv.com/?c=145&a=4645

Para el video de los ataques en Flushing y la grabación completa de la conversación con el cónsul general, ver: http://www.youmaker.com/video/sv?id=b8ee83fcab794731814de9230ae03737001

Incidentes similares en las fechas se denunciaron en otras ciudades y municipios de Nueva York:

El sábado 16, chinos atacaron a practicantes en la “Estación de Renuncie al Partido” en Tokio, Japón. Como en Flushing, los carteles fueron destrozados y las personas golpeadas.

El 20 de mayo en Los Ángeles, manifestantes pacíficos de Falun Gong fuera del consulado chino fueron acosados por individuos chinos. Los perpetradores nuevamente rompieron banderas y destrozaron el material informativo.

Ver: http://www.faluninfo.net/article/536/

En Brooklyn, el 15 de junio, un residente del barrio chino atacó a un practicante de Falun Gong, John Yu con una traba de volante, rompiendo su cámara y lastimando su brazo. A fin de mes, este individuo fue llevado a la corte y fue acusado de cometer injurias perjuicios por el Abogado del distrito de Brooklyn.

Ver: http://www.nypost.com/seven/06302008/news/regionalnews/gong_assault_hate_crime__da_117853.htm

El aumento de la presencia de la policía en Flushing eventualmente dispersó a las multitudes, pero varios individuos que ayudaron a organizar estas patotas pronto establecieron “mesas de información” en Flushing, distribuyendo propaganda anti-Falun Gong a los peatones, y continuaron incitando a miembros de la comunidad para que atacaran a Falun Gong. Consecuentemente se denunciaron varios incidentes de grupos pequeños e individuos insultando a practicantes en Flushing con obscenidades y/o golpes.

En septiembre de 2008, las acciones anti-Falun Gong se formalizaron cuando tres organizadores pro-comunistas se cree que ayudaron a organizar a los matones para establecer durante mayo, una ONG llamada la Alianza Anti-Sectas China, Inc. El objetivo de la organización específicamente declara ser las actividades de Falun Gong.

Este nuevo grupo registrado parece ser una extensión de una organización originalmente establecida en China continental el 13 de noviembre de 2000 llamada Asociación Anti-Sectas China (CACA). Aunque lleva un nombre de ONG, CACA es una agencia del gobierno, específicamente es una unidad de la oficial Sociedad China y Asociación Tecnológica (CSTA). El secretario general y vice-secretario a cargo de las operaciones de la CACA son empleados tiempo completo del gobierno, y todas las dependencias de  la CACA tienen sus oficinas dentro de los edificios del gobierno.

Según el informe anual 2008 de la CECC, CACA “dice ser una ONG, por el bien social…sin embargo, la mano del gobierno se puede ver en las publicaciones y actividades de las asociaciones anti-sectas.” El informe del CECC también dice de la CACA:

“Trabaja en concierto con la oficina 610 para reprimir el derecho de los ciudadanos chinos a creer y practicar Falun Gong…las asociaciones anti-sectas se pueden encontrar a nivel vecinal, municipal, provincial y condado. Tales asociaciones han surgido como un canal de información prominente para la campaña contra Falun Gong del gobierno.”

También se descubrió que las actividades principales de la CACA en China van más allá del desarrollo e implementación de la propaganda en contra de Falun Gong. El personal de la CACA también monitorea y participa en las sesiones de lavado de cerebro realizadas en las prisiones y centros de detención de toda China que usan una combinación de propaganda salvaje y tortura brutal para “transformar” a los practicantes de Falun Gong. En el 2004, varios abogados de derechos humanos en Ginebra presentaron una querella criminal por tortura en contra del vicepresidente de la organización, quien asistía al evento de la ONU en esa ocasión. Voló de regreso al país antes de que el fiscal pudiera tomar la decisión de arrestarlo por los cargos.

Share article:   Digg   Facebook   Delicious   Stumbleupon