Prisionera olímpica muere por torturas poco después de ser liberado del campo de trabajos forzados

Practicante de Falun Gong de Tianjin torturada severamente durante su estadía de 15 meses en un campo de trabajos

Nueva York – Una médica de edad media detenida en Tianjin durante las Olimpíadas murió el 4 de diciembre de 2009, solo 22 días después de ser liberada de Banqiao, uno de los así llamados “campos de reeducación a través del trabajo.” La Sra. Gong Hui (宫辉), había sido detenida por la policía el 13 de agosto de 2008, y luego sentenciada al campo, donde fue golpeada, torturada, y sometida a confinamiento solitario. Tenía solo 57 años de edad cuando murió.

Gong fue una de los 15 practicantes de Tianjin cuya sentencia al campo de Banqiao y riesgo de tortura en el mismo fueron reportados por el CIFD en febrero pasado. (noticia). También está entre los más de 80 practicantes de Falun Gong cuyas muertes el CIFD documentó durante el 2009. En los preparativos y durante las Olimpíadas, más de 8.000 practicantes de Falun Gong fueron detenidos por las autoridades, muchos de los cuales han sido sentenciados a reeducación a través del trabajo o prisiones en los campos.

“La trágica muerte de esta mujer una vez más resalta el peligro real a la vida que enfrenta cada practicante de Falun Gong a quien secuestran en la calle y luego sentencian a uno de los 300 gulags (campos de concentración) de China,” dijo la vocera del CIFD, Gail Rachlin.

La policía local y oficiales del buró de seguridad detuvieron a Gong sin ninguna orden ni garantía el 13 de agosto de 2008, durante el periodo de las Olimpíadas de Beijing. Inicialmente estuvo retenida en el centro de detención del distrito de Nankai por 35 días, localizado en una porción de la ciudad que no está muy lejos del estadio olímpico de Tianjin. Luego fue llevada al campo de trabajo de Banqiao localizado en un distrito más suburbano, Dagang, el 17 de septiembre de 2008.

En un esfuerzo por hacerla renunciar a su fe en Falun Gong, guardias del campo enviaron a Gong a confinamiento solitario por periodos muy extensos de tiempo, dejándola sin comida y sin dormir, forzándola a quedarse parada por horas varias veces. Los guardias también instigaron que los reclusos la golpearon.

El 9 de noviembre de 2008, se denunció que Gong fue sometida a una session particularmente dura de torturas, que duró desde las 9:00 a.m. hasta las 11:00 p.m. y que resultó casi en su colapso físico. En solo tres meses de detención en el campo, la Sra. Gong enflaqueció, enfermó, y tenía dificultad para hablar.

Semejante violencia contra los practicantes de Falun Gong es moneda corriente en los campos de trabajo, donde los practicantes representan un gran porcentaje de la población de detenidos. Luego de su visita a China en el 2005, el Reportero Especial sobre Torturas de la ONU denunció sobre el uso de confinamiento solitario de practicantes de Falun Gong en los campos de trabajos forzados para mujeres de Beijing.

“La sección de ‘entrenamiento intensivo’… contiene 10 pequeñas celdas de confinamiento solitario. Los detenidos declararon que los practicantes de Falun Gong que no renunciaban a sus creencias después de seis meses de detención eran colocados en la sección de entrenamiento intensivo hasta que eran ‘reformados’, dice el informe (link). “Los practicantes de Falun Gong anteriormente detenidos en esta instalación mencionaron que ellos se referían a esta sección como la “sección de tortura intensiva.”

Un estudio realizado en febrero de 2009 por el grupo Chinese Human Rights Defenders descubrió: “Más de la mitad de nuestros 13 entrevistados (todos manifestantes) resaltaron la persecución a a los practicantes de Falun Gong en los campos de trabajo forzado. Dijeron que los practicantes de Falun Gong representaban el grupo más grande de detenidos en el campo, y que eran perseguidos debido a sus creencias.” (link)

A pesar de las llamadas por parte de sus familiares para que liberaran a Gong, el campo continúo con su detención deteriorando su condición. Finalmente le permitieron volver a casa después de completar los 15 meses de sentencia que había recibido originalmente. Sin poder recuperarse de  las torturas sufridas en custodia, Gong murió el 4 de diciembre de 2009, un poquito menos de tres semanas después de su liberación.

El CIFD urge a los grupos de derechos humanos y medios de comunicación extranjeros en China que investiguen las circunstancias completas alrededor de su muerte.

Números teléfonicos relevantes del campo de trabajos de Banqiao:

·         Director, Hao Demin: 86-22-63252201, 86-22-63252203 (oficina), 86-13803060179 (celular)

·         Liu Yuxia, jefe de la sección de supervisión: 86-22-63251069

·         Liu Jinying y Xiao Chunli, jefes de la Segunda Sala: 86-22-63251423 (oficina)

·         Zheng, jefe de la segunda sección: 86-22-63251410, 86-22-63251415

Share article:   Digg   Facebook   Delicious   Stumbleupon