Suscríbase a nuestro boletín para recibir un resúmen de las noticias en su casilla de correo electrónico.

Llamado urgente: Después de sufrir años de tortura, ciudadano modelo al borde de la muerte en prisión china

Familia amenazada por las autoridades chinas para que no digan nada

NUEVA YORK – Un hombre de 55 años de edad está al borde de la muerte después de sufrir años de tortura en manos de la policía china, según múltiples reportes desde China.

Residente de Wuhan, el Sr Liu Yunchao 刘运潮, está retenido en la prisión de Fanjitai en Shayang, provincia de Hubei. En julio de 2009, Liu fue “sentenciado” en un juicio falso a tres años de prisión por practicar Falun Gong. Después de más de un año tortura, dos veces en agosto de 2010, el y el 30 de agosto, la familia de Liu fue notificada que estaba a punto de morir. Cada vez, ellos iban urgentemente a la prisión para asegurarse que tuviera acceso al hospital y que fuera tratado por médicos. En las dos ocasiones, no le permitieron ir al hospital a Liu.

 
Según los familiares, Liu estaba enflaquecido e inconsciente.

El Centro de Información de Falun Dafa, solicita urgente y directa presión sobre los oficiales en Wuhan, Shayang y específicamente, las autoridades de la prisión de Fanjiatai en Shayang que liberen incondicionalmente a Liu y que le permitan acceso a cuidado médico.

“La vida de Liu podría bien depender de cuán rápido actuemos,” declaró el director ejecutivo dle Centro, Levi Browde. “Ha habido muchos casos de abusos que fueron detenidos después que los casos recibieran la atención de la comunidad internacional. Debemos actuar ahora y salvar a este hombre.”

La familia de Liu se enfrentó con Hu Shaobin, el jefe de la oficina 610 local. Hu les dijo que él prefería dejarlo morir en prisión que enviarlo al hospital, porque Liu era “tan testarudo”, haciendo referencia a la renuencia de Liu a ser transformado.

“Transformación” se refiere al proceso de forzar a los practicantes para que abandonen su fe en los principios de Falun Gong y adopten la perspectiva de la práctica que tiene el partido comunista. Las autoridades de toda China han reportado los números emitidos por el partido comunista central de practicantes de Falun Gong que deben ser “transformados” en las respectivas áreas. El no hacerlo así a menudo resulta en castigos, mientras que los policías que cumplen con estos números frecuentemente reciben ascensos u otros beneficios.

La “transformación” incluye tortura rutinaria, técnicas de lavado de cerebro y otras formas de abuso aplicado en custodia. Las instalaciones de detención comúnmente se niegan a librar practicantes detenidos hasta que estos estén “transformados”. Cada año, varios practicantes quedan al borde de la muerte después de ser torturados, y luego se niegan a liberarlos a menos que se sometan a la “transformación.”

Según amigos de la familia, Liu era un matón con mal temperamento antes de comenzar la práctica de Falun Gong en los 90, momento en el cual hizo un giro significativo al incorporar las enseñanzas de Falun Gong a su vida, y se convirtió en un miembro significativo de la comunidad.

Cuando los líderes del partido comunista chino lanzaron la campaña para erradicar a Falun Gong en 1999, Liu fue a Beijing para pedir libertad a la práctica. En la década siguiente, Liu fue secuestrado por la policía en al menos seis ocasiones. En octubre de 2000, Liu fue enviado a un campo de trabajos forzados por dos años. Su última detención fue en septiembre de 2008. La consiguiente encarcelación de Liu fue uno de los 1352 casos que el Centro ha publicado en abril del 2010 (informe), el caso de Liu fue el número 1212 (lista)

Share article:   Digg   Facebook   Delicious   Stumbleupon