Renacimiento Cultural

17 May 2008

Una practicante de Falun Gong realiza una danza tradicional China perteneciente a la dinastía Tang

Una practicante de Falun Gong realiza una danza tradicional China perteneciente a la dinastía Tang

Tal vez, el desarrollo más esperanzador e inverosímil durante los años de persecución en China ha sido la dinámica y creativa exploración cultural realizada por Falun Gong.

Con el progreso de su práctica, muchos estudiantes de Falun Gong  se sintieron atraídos por la cultura tradicional china. Muchos describen un nuevo sentido de apreciación y a veces, una clara fascinación con el patrimonio cultural del cual proviene Falun Gong.

 Ese notable patrimonio cultural pertenece a una era anterior al comunismo. Y muchos han visto que esta cultura heredada tiene una  irreconciliable diferencia con el pensamiento chino moderno Marxista-Leninista.

Mientras que el legado pensamiento tradicional chino es una alineación armoniosa del mismo ser con la naturaleza, la cultivación de la virtud, la calma, la quietud y la piedad hacia el cielo, las reglas del comunismo han elogiado la lucha de clases, el ateismo, la lucha contra la naturaleza y la destrucción absoluta del pensamiento y la cultura china. (De hecho algunos eruditos sostienen que Falun Gong fue percibido como una amenaza a las reglas del régimen Marxista)
Es por eso que en los años recientes muchos practicantes de Falun Gong han estado explorando sus raíces culturales a menudo con un efecto colorido.

Una de las primeras grandes expresiones fue la inclusión de los coloridos trajes de la era de la  Dinastía Tang  en lo que llamaríamos una marcha por los derechos humanos. La idea original era dar a la gente la oportunidad de ver otro lado de Falun Gong, por ejemplo, su lado cultural.

Pronto tales exhibiciones, se convirtieron en las más serias y más vastas excursiones culturales. Muchos practicantes comenzaron a componer canciones y música tradicional china. Otros agarraron sus lápices y comenzaron a componer estrofas chinas, otros tomaron los pinceles y crearon extensos paisajes de color sobre lona.
Mas tarde – la creación del trabajo de arte- representó una de las más ricas y serias de tales incursiones. En 2004 muchos artistas de Falun Gong habían logrado convertir sus intereses creativos en una interesante creación hasta formar una gran exhibición consistiendo en más de 120 pinturas y esculturas. La exhibición ha viajado a más de 20 países y ha sido vista por miles de personas.

El contenido de la exhibición refleja muy de cerca, así como otras obras de arte de Falun Gong, dos muy diferentes orientaciones que los practicantes manejan en estos tiempos. Una muestra la interna vida espiritual de Falun Gong y otra muestra al mundo el sufrimiento y la injusticia en China. Las pinturas retratan con igual perfección la meditación y un tranquilo reposo como el despliegue de las banderas de protesta en la Plaza Tiananmen.

La danza representa en cada segundo y en cada parte un serio esfuerzo. Varios centros de actuación fueron fundados durante la ultima media década por practicantes, preparando una nueva generación de artistas de la forma tradicional China libres de la cultura comunista.

Las personas involucradas en estas búsquedas creativas a menudo admiten que es parte de su práctica, las dos están integrados sin estar ligadas. Hay una complementaria producción en la que la pureza y ecuanimidad del ser interno equilibrado, encuentran un hallazgo de expresión externa en un inusual calibre de belleza. Los artistas de Falun Gong aspiran ambos la pureza y lo profundo.

Muchos afirman que su arte no es un experimento o un asunto de auto-expresión sino una disciplinada forma de comunicación, mucho de este esfuerzo es motivado por el deseo de compartir con los que miran o escuchan ese sentido de belleza interna que los practicantes han llegado a disfrutar. O para mostrar otro lado más que los números abstractos y reclamos de la persecución en China.

Otras formas de renacimiento cultural pueden ser encontradas en Falun Gong por todas partes también, incluyendo por ejemplo la creación de programas extra-escolares en escuelas que enfocan el estudio de la cultura china, Falun Gong, y enseñanzas morales llamadas generalmente “Escuelas Minghui”. Los sitios web  de Falun Gong publican abundantes artículos remarcando la tradicional cultura china según lo expresado en cuentos clásicos y legados filosóficos.